18 de abril de 2017

¿QUÉ ES LO MÁS IMPORTANTE EN ESCENA?

La respuesta es la más sencilla del mundo, pero a veces la más complicada de enseñar y que sea digerida...

Cuando le pregunto esto a un estudiante de actuación o a un actor en ciernes (y a veces incluso a actores con trayectoria) normalmente comienzan a analizar y reflexionar y terminan respondiendo cosas como: "El texto", "el espacio", "el personaje", "el público", "el vestuario", " familiarizarte con la escenografía y la utilería"... Y sí, es verdad, todo esto es importante (incluso recuerdo una anécdota graciosa de un actor que respondió una vez: "el seguidor" -"la luz del seguidor") pero nada esto es LO MÁS IMPORTANTE, porque si no tomamos en cuenta LO MÁS IMPORTANTE, nada de esto cobra vida, nada de esto tendrá el Sentido de la Verdad necesaria para que la escena (sea de Teatro, TV o Cine) sea realmente vivída... Creíble.

Entonces, ¿Qué es lo más importante en escena?...

Cuando interiorizamos que una obra de Teatro o una película se realiza para probar la validez de un TEMA que "necesitó" expresar un dramaturgo o un guionista, para lo cual creó PERSONAJES, y que los ACTORES somos simple y sencillamente el vehículo que le da vida a esos personajes para que sea mostrada la historia que validará (o no) dicho TEMA, nos damos cuenta profundamente que, aunque son muy ricos los aplausos y las buenas críticas fortalecen el autoestima del Artista, los Actores somos "obreros" que debemos trabajar en equipo para cumplir con la labor... Y no hablo del trabajo en equipo del director con los actores, los técnicos, los productores, etc. Hablo del trabajo de equipo en escena, o sea, del trabajo entre los actores que comparten una escena.

En otras palabras: no estamos en escena para que se nos escuche bien, para vernos bonito o para conseguir admiradores, sino para trabajar PARA el otro... Y ese otro está allí, para trabajar para nosotros... Es un binomio, que aunque es lo más lógico del mundo, muchas veces cuesta hacerlo ver, y peor aún, cuesta hacerlo entender.

Entonces: LO MÁS IMPORTANTE EN ESCENA ES EL OTRO!!!!

Si estamos en escena pendientes únicamente del texto, de "no perdernos en el texto", de "mi próxima linea", y no estamos en un real y verdadero contacto con el otro, nada de lo que hagamos en esa escena será netamente vívido. Simplemente será actuado, y normalmente se realizará para "engolozar" al público, lo que hace traicionar la máxima del trabajo sentido que estableció el padre de la Actuación Orgánica, Constantin Stanislavski: "VIVIR LA PARTE"

La conexión es la clave, la conexión con el otro, que la logramos gracias a la conexión con nosotros mismos, es decir, la conexión con nosotros mismos permite que fluya la conexión con EL OTRO, y por ende todo fluye en la escena como debe ser.
No hay mayor ciencia: estamos allí en escena para trabajar para nuestro compañero de escena... Y viceversa
Para ellos, debemos ANCLARNOS en EL OTRO... Lo que está sucediendo de la Cuarta Pared hacia adentro es lo único que nos debe importar... Y con quién estamos de la Cuarta Pared hacia adentro?... pues, con EL OTRO!!!, por lo que repito: Qué es lo más importante en escena?.... EL OTRO!!!
Y qué sucede si estoy en plena escena y me desconecto, y me quedo en blanco (al actor más experimentado y talentoso le puede pasar, pues SOMOS SERES HUMANOS)... Si eso sucede, pues me anclo más profundamente en mi compañero y él (o ella) me salvará, porque él o ella, está allí trabajando para mí y lo más importante para él (o ella) soy yo (En escena por supuesto, Jejeje)
Y cómo me anclo? Sencillo: ESCUCHANDO al otro (CONTACTO)

Es algo así como las "Normas del buen hablante y del buen oyente"... Si tengo una conversación con una persona, y estoy ensimismada hablando y hablando, sin percatarme si esa persona me escucha, sin tomar en cuenta cómo le afecta lo que le digo, y sin permitir que se exprese... Pues ese " diálogo" pierde toda la importancia del mundo porque allí no sucede NADA... Y si un tercero (el público) está observando este momento, pues va a perder interés total y se marchará (física o mentalmente)

Ahora bien... Y si estoy sola en escena? Si es un monólogo? No tengo un OTRO? Cómo hago???
Un monólogo SIEMPRE, SIEMPRE debe tener un OTRO... En algunos monólogos ese OTRO será un personaje fuera de escena, un elemento (una foto, un fantasma, una escoba, un animal disecado, etc.), en otros monólogos, sin Cuarta Pared, ese OTRO es el público... Y nos anclamos en él...!

Por qué? Porque la fórmula es:
EMISOR (yo) > MENSAJE (Texto) > RECEPTOR (el otro)

¿Ven?

¿QUÉ ES LO MÁS IMPORTANTE EN ESCENA?... EL OTRO!!!

Por ello, desde la primera clase que doy en mi Taller "LA ACTUACIÓN ORGÁNICA" pongo de manifiesto esta Pregunta/Repuesta reiterativamente para que quede tatuada en el inconsciente del alumno.

Nos leemos la próxima...

CLAIRET HERNÁNDEZ
@clayhernandezteatrera https://www.instagram.com/p/BS_-5l4jHuy/ (Instagram)
@clayhernandez Twitter
Facebook: https://www.facebook.com/clayhernandezteatrera/



14 de abril de 2017

EL SENTIDO DE LOS EJERCICIOS SENSORIALES

Los Ejercicios Sensoriales, el Entrenamiento Sensorial, los Ejercicios senso-emotivos (se les denominan de varias maneras) han sido, a mi parecer el gran legado de Lee Strasberg, y a la vez han sido poco entendidos, por lo cual, poco valorados.
En la práctica, a través se mis años dando el "Taller La Actuación Orgánica", siempre me he encontrado con poca receptividad de los alumnos a practicarlos, ya que en un principio no perciben la gran utilidad de los mismos, pero cuando comienzan a ver resultados se apasionan por ellos. Y por supuesto, esto ha hecho que a través del tiempo haya cambiado mi manera de guiarlos, pues he tratado de conseguir siempre una manera más "atractiva" de enamorarlos a entrenar (revivir) su Memoria Sensorial o Memoria de los Sentidos, sin dejar de hacerles ver que el entrenamiento actoral es algo diario y debe ser sumamente disciplinado, pues si fuésemos Corredores no podemos pensar que vamos a hacer una gran carrera de un día a otro, sin siquiera comenzar por caminar, luego, trotar, fortalecer nuestros músculos etc., diariamente.

Esa inquietud, o inquietante impaciencia de todo aquel que empieza en estas lides (sin importar la edad, ni la madurez) que desea acelerar el paso para estar pronto en un escenario, en una película, en una novela o serie de TV, debe convertirse siempre en sed de aprendizaje, en hambre de experimentación... Porque si concientizamos que la Actuación es una PROFESIÓN que merece y necesita ser respetada desde la primera fase del aprendizaje (como por ejemplo, un estudiante de medicina consciente del respeto a su futura profesión, seguro jamás pensaría que a los dos meses de entrar en la Universidad está capacitado para hacer una operación de corazón abierto) entonces entenderemos que la Formación de un Actor es algo delicado, y que va de A a la Z, no de Q a la Z...
Con todo ello, quiero enfatizar que la formación de un actor orgánico comienza por el DESPERTAR SENSORIAL, proceso que por supuesto está íntimamente relacionado con el "Trabajo del Actor sobre sí mismo".

Ahora bien, ese DESPERTAR SENSORIAL no es otra cosa que el revivir o poner a flor de piel la memoria de los sentidos, que todos tenemos, pero que vamos dejando de usar conscientemente a medida que vamos creciendo. Y, qué es la Memoria Sensorial? Es (en lenguaje coloquial) el archivo de sensaciones que comenzamos a llenar desdes nuestras primeras experiencias desde que somos bebés... El ejemplo que siempre doy: Observen a un bebé comiendo por primera vez un alimento! Observen como lo saborea, como lo huele, como se lo riega en su rostro, en su ropa, como juega, como EXPERIMENTA con ese alimento que es una novedad para él... Pues lo que está haciendo es comenzando a llenar su archivo de sensaciones que mantendrá el transcurso de su vida y que podrá recrear en el momento que desee, bajo ciertas condiciones como: estar concentrado, estar centralizado, estar entrenado.
(Todo esto es un proceso elemental y primario del ser humano)
Cuando decidimos ser actores orgánicos y comenzar a entrenar nuestra memoria de los sentidos, utilizamos, obviamente, los ejercicios sensoriales. Y estos tienen CINCO SENTIDOS (estoy jugando con la sintaxis a drede) principales para realizarlos:

1- Los ejercicios o entrenamiento sensorial tienen como objetivo PRINCIPAL el rescate de la memoria sensorial. Cuando digo rescate, es porque es simplemente hacerla consciente, pero nuestra memoria sensorial siempre está activa, aunque la dejemos pasar desapercibida. Por ejemplo, cuando llega la época decembrina en cada región o ciudad comienza a existir una atmósfera diferente llena de olores, luces, sabores, que nos traen una emoción, o "estado anímico" particular... Nos demos cuenta o no, ese estado anímico puede durar horas, días, semanas. Esto es porque nuestra memoria sensorial ( las memorias olfativa, gustativa, táctil, visual y/o auditiva) se activa y nos hace revivir un recuerdo (una situación, una persona, un objeto) lo que nos lleva a una emoción... O no...
Para ponerlo un poco más claro:
Llega diciembre y voy caminando por una calle y de repente, de alguna casa sale un olor de un dulce navideño casero. En seguida me entra una melancolía, y es porque el olor me hace recordar a las vacaciones navideñas en familia de años anteriores donde donde la abuela horneaba ese dulce que acabo de oler casualmente... Y ojo, es un ejemplo que puede tener diferentes inflexiones, es decir, en vez de darme melancolía, me puede dar una gran alegría al recordar el momento familiar, ya que todo dependerá de nuestro archivo vivencial.
Otro ejemplo de fácil entendimiento es la Música... La música es un estimulante natural de conexiones emocionales... Alguien puede negarlo?

2- Otro objetivo (o sentido) de estos ejercicios es el trabajo, desarrollo o reforzamiento (según sea el caso) de la CONCENTRACIÓN del actor. Con cada sesión de entrenamiento sensorial se va fortaleciendo o desarrollando el "Círculo de Soledad" (Para quienes no conozcan el término, lo desarrollaré más adelante)... Como le digo siempre a los alumnos, se puede caer el mundo a nuestro lado, pero debemos esforzarnos en concentrarnos en el procedimiento de experimentación de nuestro ejercicio... Y OJO, esto es muy importante: EN CADA SESIÓN DE EJERCICIO SENSORIAL NUESTRA META ES CONCENTRARNOS EN EL PROCEDIMIENTO (experimentación) JAMÁS BUSCAREMOS RESULTADOS!!!

3- Cuando vamos realizando el entrenamiento sensorial ( o ejercicios sensoriales) vamos creando un archivo nuevo dentro del archivo vital que hemos llenado sin darnos cuenta o sin saber cómo o para qué. Este nuevo archivo será llenado con pinzas, escogiendo solamente lo que nos va resultado "interesante" para nuestro trabajo actoral, pero a la vez nos ayuda a llenar de estímulos cada uno de nuestros sentidos (vista, tacto, olfato, tacto, el gusto) que nos ayudará a ponerlos "a flor de piel" y que nos evoque emociones o sensaciones (según sea el caso) apenas recurramos a estos estímulos, mediante su recreación.

4- Los Ejercicios Sensoriales nos ayudan a resolver problemas de escena, en cualquier momento, en ensayo o en plena función (Mientras más estimulado- más lleno nuestro archivo sensorial a través del entrenamiento diario- tengamos la memoria sensorial, más fácilmente podremos recrear un ejercicio sensorial)
Por ejemplo, cuando en una escena perdemos el "Sentido de la Verdad" de la sensación de miedo que debemos tener debido a una circunstancia, antes de fingirla (ALGO PROHIBIDO PARA UN ACTOR ORGÁNICO) recurrimos a un ejercicio sensorial de frío (es lo que a mi me funciona) y que como estamos entrenados sensorialmente, no necesitaremos mucho aspaviento para recrearlo.

5- No sólo lo pienso, sino que he comprobado personalmente y a través de varios alumnos, que al entrenar la memoria sensorial a través de estos ejercicios, nos llenamos de una inmensa cantidad de estímulos que derivan en creaciones artísticas. Es decir, no solamente es para los actores, sino para músicos, escritores, poetas, pintores... Pues los sentidos, su memoria, la concentración, el dejar fluir emociones evocadas por estos, hace que los niveles de creación aumenten debido a la conexión total con nuestras emociones, y como artistas, esa sensibilidad se hace imperiosamente presente para escribir, componer, pintar, actuar, dirigir...
Como digo constantemente, algunos le llaman Musa, yo prefiero llamarlo Descubrimiento.

Por último, cabe destacar, que es muy importante ir entrenando cada sentido por separado... Siempre recomiendo empezar por el oído, luego el olfato, luego el tacto, (el sentido del gusto se realiza normalmente a la vez con los anteriores) y terminar con el visual, agudizando nuestro sentido de observación. Luego pasaremos a la fase mixta, donde combinaremos la recreación de elementos con dos o más sentidos, para llegar a la meta que es recrear cualquier ejercicio o elemento automáticamente mientras estamos en escena, mediante un diálogo, sin perder la concentración y sin perder conexión con "LO MAS IMPORTANTE EN ESCENA: EL OTRO" (este será mi próximo tema)... Y además descubriremos con cual sentido tenemos más fortaleza, pues a algunos actores nos funciona mejor un sentido que otro, y de allí podemos originar nuestra "magia" actoral. O sea, yo como actriz uso mayormente el sentido del olfato, porque descubrí que este me conecta mayormente. Cada actor descubrirá cual le trae mayor ventaja.
Un ejemplo clásico, es la gran actriz y representante de "El Método" Sally Field, que siempre ha comentado que el sentido auditivo es el que utiliza para su concentración, para su conexión. La música es su gran instrumento actoral.

Además cabe resaltar, que los ejercicios sensoriales no sirven únicamente para evocar emociones!! Sino, para Resolver "Problemas" en escena, y resolver de manera orgánica, por ejemplo: El Alcohol!! Realizar un ejercicio sensorial de alcohol nos resuelve realizar un trabajo totalmente orgánico de una "borrachera"... Si nuestro personaje está bebiendo en escena, o entra borracho (pedo) en escena (existen varios niveles de alcoholismo), un ejercicio previo de alcohol nos evitará caer en el cliché de borracho.
También, si nuestro personaje tiene algún dolor, no fingiremos el dolor, lo recrearemos! Cómo? Con un ejercicio sensorial de Dolor Físico (y Ojo, no es que vamos a pegarnos con un martillo en cabeza para recrear una jaqueca... Hay maneras de recrear este dolor sin, lógicamente, hacernos daño)

Y hablando de hacernos daño: debemos estar abiertos a experimentar estos ejercicios sin que nuestra integridad física o emocional corra peligro...!
Yo misma, cuando estaba como alumna, para recrear el Frío, tuve la no aconsejable idea de llenar de hielo y agua fría una bañera (tina) y sumergirme en ella a las 5 de la mañana... Lo hice durante cuatro días seguidos. El resultado fue una gripe intensa que casi termina en bronquitis... Allí comprendí que el extremo de la experimentación es peligroso.
También he tenido un par de alumnos que han comenzado a realizar su ejercicio sensorial de "Mal olor" con olores tan intensos y tóxicos que casi se desmayan... Cuando me lo han contado les he dicho: Oye! De qué te sirve ese olor si luego al recrearlo en una función y te desmayas? Cómo se le explica al público que no se desmayó el personajes sino que el actor fue extremista con su entrenamiento, y que disculpen, pero que la función ha terminado porque el actor debe ir a urgencias??
Los invito entonces a comenzar a activar esos radares sensoriales y entrenar nuestra memoria sensorial!!

Nos vemos en la próxima entrada!!

QUE VIVA "EL MÉTODO"

CLAIRET HERNÁNDEZ


10 de abril de 2017

DESEMPOLVANDO EL BLOG...



Luego de bastante tiempo sin tocar este Blog, lo Revivo para comenzar por acá a escribir sobre mi mayor pasión, que es la Actuación Orgánica... Y que de echo, así se llama el Taller de formación actoral que establecí en el año 2007, en Venezuela y que he impartido en todo este tiempo en Valencia, Caracas, e inclusive en Madrid el año pasado, y que pronto espero volver a dar.

Mi Taller lo he basado en lo aprendido y experimentado en la escuela donde me formé, en mis estudios sobre los legados de Lee Strasberg y Stella Adler, y sobretodo en la práctica a través de mis años en las tablas como Actriz y como Directora...
El Taller "La Actuación Orgánica" me ha traído un sin fin de satisfacciones personales y profesionales, no sólo como Actriz o como Directora, sino como profesora (o facilitadora, o tallerista, como prefieran llamarlo) ya que, el estudio y profunda práctica de "El Método" me ha demostrado con hechos cómo el trabajo orgánico no sólo es magistral en la interpretación de personajes, en la dirección de una obra, sino en la dramaturgia o creación de un guión.
De esto soy testigo en primera persona, pues luego de ciertos ejercicios actorales, algunos alumnos han creado piezas de Teatro que luego hemos llevado a escena, que he interpretado como actriz o he dirigido, y que han resultado trabajos que han marcado un antes y un después para aquellos Artistas noveles.

Y esto por qué? Porque "El Método" es el compendio de una serie de herramientas que nos hacen conectarnos con la primera esencia sensorial, es decir, es un despertar, una renovación de los sentidos que hace que la sed creativa se desboque y desemboque en lo que algunos llaman "Musa", pero que yo prefiero llamar "Descubrimiento"...

Precisamente por eso, la primera parte de mi taller se denomina "Trabajo del Actor sobre sí mismo. Descubrimiento del Artista", en honor también, al objetivo de Strasberg en la primera fase del trabajo actoral.

Es decir, es una constante reconexión con nuestra fase primaria de descubrimiento del mundo, donde volvemos a sentir, escuchar (y no oír), palpar, saborear, observar (y no mirar) al mundo que nos rodea y más allá... Tal cual como lo hacíamos en nuestros primeros años y que a medida que vamos creciendo vamos perdiendo la concentración y el interés, porque comenzamos a automatizarnos para todo. Por ello, como siempre le digo a mis alumnos, debemos comenzar por convertirnos de nuevo en esponjas de nuestro medio ambiente, de nuestro alrededor... Debemos volver a interesarnos por los detalles, por lo "simple", para que nuestro proceso creador fluya de manera natural y con la más verdadera "organicidad"... Al fin de cuentas, la Actuación es un juego de niños, realizado por adultos de la manera más seria posible... Así lo he resumido, cuando me ha tocado responder sobre qué es la Actuación...

Y, cuando me preguntan qué es La Actuación Orgánica? Pues, es el mismo juego, pero jugado con el más estricto sentido de la verdad... Es el Arte de no fingir, sino sentir y transmitir...

Iré escribiendo sobre lo orgánico, sobre el Teatro, sobre na creación, sobre los "problemas en escenas", sobre todo este mundo que es mi vida y mi más grande pasión... Además, iré hablando sobre la Caracterización orgánica... Uno de mis temas favoritos...

Este blog lo conecto con uno donde están algunos de los alumnos que tuve en los últimos tiempos de mi taller en Venezuela, (www.trilogiaactoral.obolog.com) pero que son una pequeña representación de tantos y tantos que han entrado a mi Taller tanto en Ccs como en Valencia, y de los cuales hay muchos de los que me siento especialmente orgullosa, porque hayan seguido en el mundo actoral o no, sé que se han dejado despertar por "El método" (a todos les dedico este blog) ...
Porque si, ser Actor, Actriz, Artista de "El Método" es mas que una "técnica" es un estilo de vida.

Además, este blog lo realizo con na intención de desmitificar a "El Método", para que veamos que todos esos cuentos de terror sobre el daño emocional y/o psicológico sobre el actor orgánico, es simplente eso: Mito!

Pues bien, bienvenidos todos a mi blog, a mi Taller, a la Actuación Orgánica... a "El Método"...

Clairet Hernández
#Madrid

La Actuación Orgánica